Lugares de interés

Iglesia de San Pedro

El Santo niño y mártir leonés que era advocado por los mozárabes. Está construida de ladrillo, de una sola nave, yeserias barrocas y bóveda de arista en el Presbiterio. Portada de arco de medio punto en el lado de la Epístola, a la que precede un pórtico que se cubre con cúpula rebajada.

El retablo mayor del Presbiterio es del primer tercio del siglo XVII y dispone de pinturas a San Andrés y la Magdalena, Y esculturas a San Pelayo y el Calvario.
El retablo barroco del lado de la Epístola conserva una buena escultura de la Virgen con el niño del S. XVI, varias pinturas y una escultura de San Antonio de Padua del S. XVIII.
A su vez en la Sacristía, un retablo plateresco con pinturas sobre tabla, destacando ante todo dos escenas del martirio de San Pelayo.